Las ventanas de aluminio en Gandía, si se encuentran correctamente fabricadas y montadas y realizando un buen uso, tendrán un funcionamiento correcto durante muchos años. Sabiendo esto, si a ello le añadimos un pequeño mantenimiento a lo largo del año, esta durabilidad se verá prolongada aún más.

Si consultas a una empresa de ventanas de aluminio en Gandía, te podremos indicar lo importante que es tomar algunos cuidados si quieres que las ventanas se mantengan como el primer día.

Ya sea para una limpieza externa o interna, queda totalmente prohibido usar productos abrasivos que puedan dañar el material. Lo mejor para realizar una limpieza de nuestras ventanas es hacerlo con agua y un poco de jabón neutro. Si usamos un trapo suave o una esponja que no la raye, el resultado será inmejorable.

Es importante que revisemos frecuentemente los puntos de drenaje por donde se expulsa el agua acumulada en la ventana. Tan fácil como limpiarlos de posibles obstrucciones y secarlos.

Si nuestra ventana es corredera, debemos aplicar aceite a los rodamientos y en el propio mecanismo de cierre de la hoja. Es recomendable comprobar que la hoja esté a escuadra, para evitar pérdidas de aire y un mal cerrado de la misma.

No debemos olvidar, en las de corredera, comprobar que las ruedas están ajustadas. Aunque suelen venir de fábrica calibradas, el uso diario puede desajustarlas.

En el resto de ventanas debemos lubricar bisagras, cerraduras, manetas, etc., además de apretar y regular debidamente todos los herrajes (tornillos, por ejemplo) que se hayan podido aflojar por el uso diario.

En Aluart Ventanas sabemos cuáles son las revisiones para darle una larga durabilidad a tu ventana. ¿Todavía no tienes una ventana de aluminio? Nosotros somos tu empresa especializada, nuestros profesionales te atenderán y solucionarán todas las dudas que puedas tener. Consúltanos sin compromiso.